Nueve hábitos según la ciencia para prevenir el cáncer

Nueve hábitos según la ciencia para prevenir el cáncer

Quizá, por desgracia, el cáncer es una de las enfermedades de la que más se habla en la actualidad. Son más de 200.000 casos los que se diagnostican en nuestro país, aparte, la OMS, Organización Mundial de la Salud, afirma que alrededor de 250.000 personas padecerán de esta enfermedad en el año 2020 y de estas dos tercios serán hombres.

El cáncer es una de las principales causas de muerte en el mundo, y como bien se sabe, hay distintas clases de enfermedad, unas más letales que otras.

Hábitos para reducir el riesgo de sufrir cáncer

De vez en cuando escuchamos que una actitud positiva puede ayudarnos a prevenir o incluso curar esta enfermedad, pero por desgracia no es así.

El cáncer puede aparecer por una mezcla de factores. En ocasiones es inevitable, pero en muchas otras aparece por los hábitos que llevamos a cabo. ¿Qué podemos hacer para reducir el riesgo de sufrir esta enfermedad?

A continuación podrás encontrar una lista de hábitos que debes evitar para prevenir la aparición del cáncer.

1. Evita la exposición solar excesiva

A todos nos gusta lucir un bonito bronceado, y el verano es la época idónea para tomar eso sol. Sin embargo, cuando disfrutemos de un día de playa o nos relajemos en la piscina debemos extremar las precauciones y tomar el sol con responsabilidad.

Los expertos afirman que es necesario evitar la exposición solar en las horas del día de más radiación, es decir, entre las 12:00 y las 16:00. Para prevenir el cáncer de piel, debemos hacer uso de estos consejos.

2. No fumes

Uno de los hábitos más perjudiciales para la salud es fumar, que causa muchos enfermedades, entre ellas el cáncer. La OMS estima que el 22% de las muertes por cáncer tienen su origen en este mal hábito. Dejar de fumar no es fácil, pero es una elección sabia, que muchas veces cuesta tomar por la disonancia cognitiva que experimentamos.

Fumar, además de provocar muertes por cáncer, también causa infartos, problemas cardiovasculares, fatiga crónica… y muchas más condiciones perjudiciales para el organismo.

3. Practica ejercicio físico

El ejercicio físico es uno de los hábitos más saludables que podemos llevar a cabo las personas. Nuestra salud cardiovascular mejora, quemamos calorías en exceso y también ayuda a prevenir muchas enfermedades, entre ellas el cáncer.

Realizar de 3 a 5 sesiones semanales (30-60 minutos) a la semana es lo ideal para notar los beneficios y prevenir el cáncer.

4. Toma menos alcohol

Si el tabaco es perjudicial para la salud y puede causar cáncer, también lo es el alcohol cuando no se modera su consumo. El hígado y otras zonas del cuerpo pueden notar las consecuencias negativas de beber esta sustancia tóxica que puede causar cáncer de hígado, boca, faringe, laringe, esófago, colon y recto.

Los expertos aconsejan beber un vaso de vino o cerveza al día, pero es importante saber que beber alcohol durante la adolescencia modifica el cerebro.

5. Come sano

Una alimentación sana es un pilar básico de una vida saludable, pero también es clave en la prevención del cáncer. Estar bien nutrido mantiene el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

Los estudios realizados sobre los efectos positivos de comer verduras y frutas afirman que son importantes en la lucha contra el cáncer, porque aportan nutrientes que ayudan a reparar las células dañadas. Por eso, es necesario consumir al menos cinco porciones diarias.

6. Combatir la obesidad

La obesidad es un gran problema en las sociedades occidentales, y la persona que la padece no solamente sufre los efectos estéticos, sino que también problemas de salud graves, por ejemplo, enfermedades cardiovasculares y cáncer.

La obesidad tiene muchas causas, de las cuales el 30% son de origen genético y el 70% de origen ambiental.

La alimentación y un estilo de vida sedentario contribuyen al desarrollo de este fenómeno.

7. Realizar chequeos continuos

Hay personas que nunca realizan chequeos para saber cuál es el estado de salud especialmente si tenemos antecedentes de cáncer en la familia. Mientras algunos tipos de cáncer son más complicados de detectar, otros pueden diagnosticarse si se realizan pruebas. Por ejemplo, las mujeres deberían comenzar a hacerse mamografías a partir de los 40 años de edad, aunque sí consideran que pueden estar en riesgo, deberían hablar con su médico de cabecera sin miedo.

8. Protegerse de las sustancias cancerígenas

Si tu trabajo incluye estar en contacto con sustancias potencialmente cancerígenas, debes extremar las precauciones y no exponerse innecesariamente a este ambiente nocivo. Además, los ambientes en los que el humo del tabaco es frecuente, puede aumentar en un 35% el riesgo de sufrir cáncer. Ser fumador pasivo también es peligroso.

9. Estilo de vida saludable

Puede que en ocasiones el cáncer no se puede evitar, pero llevar un estilo de vida saludables, practicando ejercicio físico, comiendo de manera saludable , durmiendo 8 horas al día… es sin duda la mejor manera de evitar desarrollar esta enfermedad.

Puedes estar al día de esta y muchas otras noticias si nos sigues en Facebook o Twitter. Además de conocer posibles ofertas de nuestros productos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.